5 mitos acerca de los Transformadores Secos Encapsulados en Resina

Actualizado: 7 de dic de 2020

Aunque el Transformador Seco Encapsulado en Resina (TSER) emplea una tecnología robusta y muy probada a lo largo de varias décadas, algunas creencias acerca del costo y uso de estos equipos han hecho que prácticamente no se conozcan ni se utilicen tanto, a pesar de sus indiscutibles ventajas sobre los inmersos en líquido. Sin embargo, los recientes avances en las tecnologías de fabricación, así como las regulaciones ambientales y factores económicos, están inclinando la balanza a favor de los encapsulados. Aun cuando el cambio hacia esta tecnología es prácticamente inevitable, todavía existen algunos mitos comúnmente difundidos y que enumeramos a continuación:


1.-Los TSER son más caros que los inmersos en aceite.

Se cree que el precio de adquisición de un TSER siempre está alrededor de un 30% por encima al de un transformador inmerso en aceite para la misma potencia y tensiones de E/S. Sin embargo, la mejora en los procesos y la aplicación de tecnologías de punta en la fabricación de los TSER está haciendo que su precio de adquisición sea comparable al de un transformador inmerso en aceite. Inclusive para potencias mayores a 1500 kVA esta diferencia se esta moviendo a favor de los TSER.


Pero cuando se trata de los TSER es un error común fijarse sólo en el precio de compra. Hay otros factores muy importantes a tomar en cuenta como la disminución de los costos de instalación, además de la reducción casi a cero de los costos de mantenimiento. Esto resulta en que a un plazo no mayor de 10 años el TSER resulte inclusive más económico que el transformador inmerso en aceite.


En la gráfica se pueden observar las opciones disponibles del mercado, la más económica tomando en cuenta la adquisición, la instalación y el mantenimiento, termina siendo la subestación compacta con un TSER. Otro factor económico a considerar es que la reducción hasta en un 10 % en las primas de riesgo cuando se usan los TSER en instalaciones industriales, residenciales y de servicios. Este factor añade una reducción en los costos operativos, que puede tener un peso importante comparado con las de una instalación con un transformador inmerso en aceite.

2.-Los TSER se agrietan con el tiempo


Cuando un TSER se agrieta se debe casi seguramente a un mal diseño o mala construcción del equipo. Una falla del tipo de agrietamiento está casi siempre relacionada a un problema de calidad en la fabricación. Las mejoras en la tecnología de fabricación de los TSER ha hecho que este problema se haya eliminado casi por completo. La evolución de los materiales junto con la mejora tecnologías en la utilización de resinas de mucha calidad y de clase mundial ha hecho que estos problemas se disminuya casi a 0% inclusive ha impulsado el uso de los equipos en condiciones extremas


Foto 1: TSER de 1500 kVA 12470-4800/220 V diseñado y fabricado bajo la supervisión de Energética Hoy

3.- Los TSER solo se usan en áreas especializadas.


Al principio los TSER fueron concebidos como equipos de utilización en áreas muy especializadas. Sin embargo, vistas las ventajas de seguridad en su uso, la disminución de los costos del mantenimiento y las muchas ventajas económicas que tienen con respecto a los inmersos en líquido, han llevado a que se utilicen cada vez en instalaciones de uso común, como por ejemplo escuelas, centros de datos, bancos hospitales, centros comerciales y sobre todo en instalaciones industriales y de seguridad.



Foto 2: TSER de 1500 kVA 12470-4800/220 V diseñado y fabricado bajo la supervisión de Energética Hoy con bobinas encapsuladas Siltech



4.- Los TSER tienen una vida útil menor que los inmersos en aceite.


La vida útil de un TSER puede ser de hasta 30 años sin realizar ningún mantenimiento, siempre y cuando se observen las indicaciones del fabricante en el uso y la explotación del equipo. En el caso de un transformador en aceite si no se observan las prácticas de mantenimiento adecuadas, su vida útil puede reducirse hasta una cuarta parte, debido al problema de contaminación por humedad o partículas del aceite aislante. Lo que podría traer riesgo de fallas catastróficas en el equipo.


5.-Los TSER solo se pueden usar hasta 34,500 voltios


El límite de 34,500 voltios para la utilización de los TSER ya se ha visto sobrepasado. Hay en la actualidad TSER en servicio a niveles de transmisión y subtransmisión de hasta 66 kV lo que ha hecho que se utilicen en subestaciones importantes dentro de las ciudades.



En Energética Hoy te brindamos un Servicio 360° para que fabriques Transformadores Secos Encapsulados sin hacer grandes inversiones. Basados en nuestra experiencia de más de 20 años fabricando Transformadores te damos una visión global del negocio desde su diseño, comercialización y fabricación. Somos representantes exclusivos para México de importantes marca europeas que suplen a fabricantes de transformadores en todo el mundo.


Nuestro Servicio 360° ofrece:


Si deseas más información escríbenos a info@energeticahoy.com y con gusto te atenderemos.


252 vistas0 comentarios